Luis Matos Berrios

Luis Matos Berrios

Nació: 10 de diciembre de 1958 en Bayamón, Puerto Rico. 

En sus inicios Luis creció en Naranjito, Puerto Rico. Se destacó siempre por ser un hombre sencillo con ganas de ayudar a sus compueblanos en todo lo que estuviere a su alcanze.  

Amaba la musica y tocaba la trompeta en la Banda Municipal de Bayamón. Comenzo su pasión por los servicios funebres al trabajar en la Funeraria Viner en Bayamón y en la Funeraria Porta Coeli. Estudió en la Miguel Such en San Juan el arte de embalsamamiento para continuar ampliando sus conocimientos. 

Junto a Ivonne procreó 5 criaturas que fueron: Dra. Lylyvette Matos Castro, Glenn Luis Matos Castro, Maria del Pilar Matos Castro, Luis Antonio Matos Castro y Jose Ramón Matos Castro

En el año 1979 junto a su amada esposa Ivonne Castro Castrillón fundaron la primera funeraria Naranjito Memorial Inc. junto a la ayuda del gran Goyo Ortega. La misma fue conocida por su nombre ya que su servicio genuino por quienes necesitaban sus servicios era incomparable. Alrededor de los años Naranjito Memorial Inc. paso a ser el ejemplo de una funeraria en el pueblo y cada familia solicitaba sus servicios para honrar sus seres queridos. En el año 2005 Luis, Ivonne y su familia decidieron tomar una arriesgada pero firme decision abriendo asi unas nuevas facilidades con un espacio enorme en el cual podian albergar mas visitantes y prestar aún mas servicios al pueblo. 

Desde que sus facilidades fueron inaguradas todo el pueblo quedó impresionado por la calidad y el detalle en cada lugar de la misma. Una amplia capilla ecumenica, tres capillas con distintas tonalidades para variedad de gustos, amplia sala de estar dentro y fuera de la funeraria asi como mas de 150 espacios de estacionamiento para tener su auto seguro al mismo tiempo. 

Luis falleció un 30 de septiembre de 2013 en Naranjito. Se realizó una misa en la capilla ecumenica celebrando su vida y despidiendo el mismo en el Cementerió Municipal de Naranjito frente a su amada funeraria. 

Hoy dia Luis es el icono de la funeraria y es recordado por su simpatia y labor hacia sus compueblanos. Luis está vivo en los corazones de toda su familia y el legado de su vida continua creciendo junto a sus nietos quienes van por el camino del bien guiados por Ivonne y familia. 

Actualmente Ivonne continua dirigiendo la funeraria junto a su amado hijo Glenn quien fue adiestrado en todo el ambito funerario por su propio padre con enseñanzas de la vieja escuela añadiendo la personalidad joven y emprendedora. 

Descansa en paz Luis y gracias por todo lo que realizaste por tu familia, amigos y por todo tu amado pueblo que tanto de extraña. 

Naranjito Memorial Inc. “Su confianza es nuestra sagrada obligación